Tango

El gato salvaje de mordida delicada

Por Ari Gatita

Hola amigos, me presento soy Tango Sphero, mejor conocido como “el gato salvaje de mordida delicada”, tengo nombres de película jijiji y esta es mi historia.

Nací en el mes de Julio de 2016 (según cálculos de la humana que me rescató) bajo las escaleras del sótano del Palacio Municipal de Atizapán de Zaragoza, mis padres fueron unos gatitos “salvajes” que vivía en los alrededores de ese lugar.

 Un día de agosto, cuando la humana salía del área donde laboraba había un revuelo al costado de las escaleras donde estaba mi refugio, unos chicos de una dirección del ayuntamiento habían “encontrado” tres gatitos sin mamá escondidos bajo las escaleras (que locos, mi mamita había ido a buscar comida a un local donde siempre le obsequiaban algo para llenar la pancita –eso lo supo la humana varios meses después-), pues bien estos chicos nos sacaron a mis hermanas y a mí del escondite y nos estaban ofreciendo en adopción a los servidores públicos que terminaban la jornada laboral, ya habían conseguido hogar a una de mis hermanas, faltaban la otra y yo; quienes se detenían a mirarnos decían “que bonitos, tan chiquitos y abandonados”.

Unas compañeras de la humana se detuvieron a ver a los mininos y rápidamente le dijeron a los chicos que le comentaran ya que ella dirigía un Asilo con muchos gatitos a ver si podía hacerse cargo de por lo menos uno de nosotros. Jejeje recuerdo aun cuando le llamaron y le dijeron al unísono “son gatitos abandonados, llévalos contigo” y su cara de “de qué hablan?”, al entender de lo que se trataba lo consultó con el humano, cuando aceptaron hacerse cargo adoptaron a mi hermanita y solo quedé yo… sólito, hecho bolita en las manos de una chica que trataba de darme calor, maullaba porque tenía hambre y miedo; tendría aproximadamente un mes cabía en una sola mano de los humanos y así inicié el camino hacia el nuevo lugar que sería mi hogar.

Al llegar al hogar de transferencia, fui llevado inmediatamente al proceso de limpieza, muchos humanos piensan que cuando llega un hermano felino a cualquier lugar solo es darles un baño, anti pulgas y “órale… intégrate a la comunidad”; dejen decirles queridos humanos que esto no es así, por lo menos no en el asilo con ningún abandonado.

El proceso de salud e integración de un nuevo hermano felino lleva su tiempo, por otro lado es una lista de gastos que los encargados del Asilo deben cubrir religiosamente; por lo que entre mi hermana Ari Gatita, Gitol, los humanos y su servidor, creamos una tienda con productos con temática gatuna para todos nuestros seguidores amantes de los felinos. Con la venta de estos productos se procura alimento, insumos, atención veterinaria y emergencias.

Tuve la fortuna de ser criado a biberón, ya que no tenía ni dos meses de edad, para crecer sano y fuerte (debo decirles que aun cuando tenía ya más de 4 meses antes de dormir pedía mi ración de biberón jijiji). Pues bien, la humana se encargó de alimentarme a biberón cada dos horas, ¡ahhh que rico! lechita tibia como la de mamá, la humana tenía que realizar todo el proceso que una madre gata realiza con sus bebitos… después de terminar los alimentos entraba a la sesión de vínculo para estimularme y sacar alguna burbuja de aire que pudiera provocar cólico, después al aseo sanitario y a dormir como angelito. Los desvelos valieron la pena, llegué hecho una bolita de pelos y ahora soy un gatote, un gatote que está consciente que no todos podemos tener la fortuna de encontrar un techo donde duermas, con la pancita llena y rodeado de cariño humano. Un gran gato que toma con delicadeza sus alimentos o alguna golosina que me obsequian, abro ligeramente la mandibula y lo tomo delicadamente, es por esto que fui denominado como “el gato salvaje de mordida delicada”

Ser integrante del Asilo en el hogar de transferencia ha sido lo mejor que ha pasado en mi vida, solo que algunos humanos no llegan a entender que desgraciadamente los espacios se llegan a saturar y los insumos llegan a ser insuficientes para cubrir las necesidades de todos los integrantes. Si en este momento los humanos recibieran un felino más entraríamos en crisis, puesto que los ingresos son limitados y no alcanza para cubrir el protocolo básico de ingreso de un nuevo miembro, no hay excedentes, ¡vivimos al día! En ocasiones debemos compartir las pocas croquetas en raciones muy pequeñas.

Por lo anterior, a ti humano que “encuentras” un amigo no humano en problemas, ¡ayúdale, abre tu mente y busca la forma que reciba la atención que necesita! Nuestras ventas están en cero y no podemos exigir a nuestros generosos y amables benefactores a donar más de lo que sus posibilidades lo permiten. Toma conciencia que ustedes los humanos están en una situación de salud crítica y que nuestros humanos también corren el mismo riesgo de exponerse a un contagio y enfermar, solo les pongo este escenario… si nuestros humanos enferman (porque debo decirles que ya no son unos jovencitos) ¿qué pasará con nosotros? El que pide un rescate, ¿vendrá a atendernos y mantenernos? ¡Claro que no! Porque todos y cada uno tiene sus problemas y objetivos definidos y en este supuesto no seríamos su prioridad.

Así que humanos queridos, les invito a tomar conciencia y por lo menos en nuestro Asilo las ADOPCIONES y RESCATES se encuentran SUSPENDIDOS porque los cuidamos a ustedes y cuidamos a nuestros queridos humanos, porque, ¡queremos seguir viviendo nuestra vida de gato hasta el último día de nuestra existencia! Y si en sus posibilidades está, visiten nuestra tienda o apoyen con lo que Uds. consideren ya sea en especie o monetario, diríjanse con Ari Gatita que es la encargada de las redes sociales y con gusto les atenderá para darles las opciones de apoyo que deseen otorgar al Asilo.

Con todo respeto y cariño,

Tango Sphero

Vicepresidente

Necesitamos de tu ayuda, dando clic en la imagen puedes donar vía PayPal

Leave a Reply