Un poco de calma

Sabían que les estaban pidiendo un sacrificio muy grande, por ello les habían transferido parte de su mismo poder para poder enfrentarse a Dios, un Dios muy cruel y que tenía un poder enorme, comparable con el de la misma Naturaleza…

Por Ari Gatita

En el barco todos estaban exhaustos, enfrentarse durante horas con enemigos que vendían cara su vida era muy cansado, además todos estaban mal psicológicamente sentían que todos los males del mundo les estaban acechando y tal vez tenían razón, desde que había empezado la misión, solamente habían enfrentado problemas, uno tras otro sin descanso.

Es cierto que habían vivido en tampoco tiempo lo que todos habían anhelado, habían tenido contacto con Dioses que normalmente nunca se habían dignado a responder sus oraciones, habían recibido regalos hasta de la misma Naturaleza, estaban aprendiendo a usar la magia, regalo del Dragón Dorado, habían viajado en Globo, en Barco y en trineo, habían conocido muchas cosas que muy pocos de su especie podían conocer, pero ¿a qué precio?, habían luchado, habían soportado inclemencias, en fin algo que también muy pocos de su especie podían soportar, aparte de su condición de gatitos rechazados por sus humanos, ellos habían tenido la fortuna de tener un par de humanos que les acogieran cuando sus «padres humanos» los rechazaron, por eso se consideraban afortunados y a pesar de las carencias que a veces tenían que soportar habían encontrado un hogar donde reinaba el amor, tanto de sus humanos, todos, incluidos los voluntarios, como de sus hermanos felinos, eran felices y añoraban regresar a su casa.

Kitty era la que más sufría, no tanto por estar lejos de casa, ella sabía que el humano al que más amaba estaba bien, la recordaba y hablaba con ella a través del centro de comunicaciones del barco, sabía que la extrañaba y ella misma lo extrañaba y mucho, pero no sufría por ello, sabía que todo era temporal y ya habría tiempo de estar de nuevo juntos, de escalar sus piernas y acercarse a su cara y lamerle la nariz, esa era su forma de demostrar su amor hacia él, si, todo esto era temporal, al menos eso esperaba. Lo que no podía soportar era el daño que le causaba la «magia protectora», la misma que hacía que nadie dañara a sus compañeros y se manifestaba en forma de un gran orbe azul que los rodeaba y ella podía extender hasta donde fuera necesario, esa misma esfera le causaba daños que aún cuando eran curados inmediatamente le causaba un gran dolor, un dolor insoportable que hacía que se incrementara su ronroneo y por ende la magia curativa, sabía que era en dolor temporal, pero como en ese caso cuando las arañas mordían la esfera ella sentía las mordidas, si las multiplicábamos por los enemigos, en verdad era un dolor insoportable que ella estoicamente soportaba y lo transfería al ronroneo curador, la magia se cobraba de esa forma y ella tenía que descansar, tenía que dormir, porque esa era la única forma que se recuperaría totalmente, esperaba que no se le necesitara en esas horas de sueño.

Tango estaba emocionado, le gustaba la batalla y los dones de las Diosas le ayudaban a sentir las intenciones de todos los seres, por eso se había lanzado a la lucha, sabía que esos seres eran maldad pura, sus intenciones no eran solo alimentarse, de haber sido así el mismo les habría lanzado costalitos de alimento para que se distrajeran con ella, pero no, su intención era matarlos, destrozarlos y comérselos, y eso no iba a permitirlo, en esos casos la prudencia era atacar y matar antes de que se le hiciese lo mismo, no, no estaba arrepentido de acabar con esos seres, pero sentía nostalgia de estar con sus queridos humanos, aquellos que lo habían rescatado, le habían brindado amor, techo, comida, atención médica, juguetes (aún usados), tiempo en acicalarle y muchas atenciones más, si eso no era un hogar, si esos humanos no eran sus «padres humanos», entonces no tenía ni hogar ni padres y sabía que esto último era mentira, ellos habían tenido la dicha de tener un hogar y padres como todos los pequeños felinos, pero tenían que compartirlo con muchos.

Blue y Daniela estaban centrados en sus estudios, era la única forma que podían ayudar a sus hermanitos, ellos también estaban preocupados, sabían que no eran como los demás, ellos se habían colado a la misión y estaban más que empeñados en mostrar su valía, habían soportado los regaños de sus humanos por vídeo comunicación en la sala de comunicaciones de la nave y sabían que sus demás hermanitos les extrañaban, ellos en el hogar, les platicaban historias de los lugares que leían en los libros, de las historias de héroes humanos, de matemáticas y lo que éstas podían lograr, de la física para mejorar sus saltos y de química para no comer cosas «extrañas», todos los extrañaban y ellos se sentían mal de no brindarles un rato de esparcimiento, por eso querían estar mejor informados sobre lo que la magia podía hacer y lo que ellos mismos podrían lograr manipulándola, así que se pasarían el mayor tiempo posible estudiando para ayudar a sus hermanitos.

Gitol estaba muy preocupado, cuando inició la misión nunca pensó en pasar por tantos peligros, él había crecido con todo el amor y las atenciones de sus humanos, había tenido la dicha de ganarse no solo el corazón de ellos, sino, de toda la gatera, el se había convertido en el macho alfa de todos, algo que muchos humanos no entendían bien, ser el jefe de todos los gatos era algo que llevaba mucha responsabilidad a cuestas, era hacerse cargo de recibir a los pequeños que abandonaban, era mostrarles el lugar y protegerlos cuando los demás querían imponer su jerarquía, era quitarse el alimento de la boca cuando llegaba un nuevo hermanito muy hambriento y protegerlo para que los demás no se comieran lo que él le daba al «nuevo», era cuidarlos a todos y tratar de ser justo con ellos, era estar al pendiente y arriesgarse a sufrir las heridas de los demás, eso y más era ser el Alfa de la manada y era algo que cansaba en demasía.

Cash seguía en la casa de su mentor, ahí escuchaba con atención a esos Dioses que le indicaban que no podía haber una Guerra de Dioses, el planeta no la soportaría, se podía desencadenar la destrucción total del mismo, porque así como muchos los seguían a ellos, otros se pondrían del lado de su hermano el «Caos», provocar que los demás Dioses tomaran partido era muy peligroso, por ello ellos buscaban a sus «elegidos» para que se enfrentar al mal que azotaba el mundo y los habían escogido a ellos.

Sabían que les estaban pidiendo un sacrificio muy grande, por ello les habían transferido parte de su mismo poder para poder enfrentarse a Dios, un Dios muy cruel y que tenía un poder enorme, comparable con el de la misma Naturaleza.

También le explicaron que el universo había sido creado para que sirviera de hogar a todas las especies, que éstas debían vivir en armonía, controlándose entre ellas, en una selección natural, los depredadores nunca cazaban a especies sanas y la enfermedad nunca se cebaba en organismos jóvenes y fuertes, los viejos se convertían en presas y los muy jóvenes eran protegidos por los mayores, así se controlaba el número de todas las especies, pero ahí entraba el Caos, deformando esa selección natural de la creación y creando el «bien y el mal» que únicamente eran conceptos humanos y de su raciocinio dominado por el mismísimo Caos, eso le estaba pasando a hogar de todos, por eso mismo la Naturaleza estaba muy enojada, su selección natural estaba siendo atacada, se estaba abusando de todas las especies en favor de una sola y ésta última estaba siendo dominada por el Caos, siendo utilizada y ni siquiera se daba cuenta que lo estaba, pensaban que actuaban en bien de todos, pero solamente lo hacían para ellos y ni siquiera se ayudaban.

La mayoría de los humanos estaban manipulando su entorno, no lo estaban usando, se estaban aprovechando, sobre saturando los recursos, llegaban a un lugar desértico donde dominaban otras especies y ellos llevaban agua de lugares sanos a lugares estériles, llevaban especies que no estaban preparadas para ese sitio y que además no tenían depredadores, desajustando los sistemas naturales, sacaban podredumbre que les servía para usar maquinas que expulsaban veneno al aíre y además dañaban los sistemas marinos o los mismísimos bosques, surcaban el aíre en otras máquinas que mataban aves en su trayecto y les hacían nidos en donde ellas anidaban, causando más destrozos, vertían deshechos a los ríos acabando con peces y dañando la salud de las demás especies que bebían de la misma agua, y lo peor, dañaban ellos mismos sus mantos al poner sus deshechos al aire libre, si, la especie humana parecía que era la especie escogida por el Caos para dañar todo.

Los humanos no solamente estaban manipulando su entorno, también en su afán de dominarlo todo estaba dañando a los demás organismos, no importaba el tamaño con tal de satisfacer sus ansias de dominio usaban su «conocimiento», un conocimiento dominado por el caos para manipular a las demás especies de todos los tamaños, creando otras que depredaban mejor y atacaban no solamente a los viejos y a los débiles, sino, a los jóvenes y fuertes, todo era sutilmente dominado por ese hermano de los Dioses, el Caos en su forma más pura.

Los rinteles se entretenían poniendo a Cash en formas inverosímiles, en pintarle la cara como si fuera un payaso, ellos amaban a Cashitop y les causaba mucha gracia sus travesuras, ellos querían ser como su «hermano mayor» pero éste no les daba la atención debida y Gitol se cansaba de regañarles y les dejaba ser, esos cacomixtles eran incorregibles y todos muy en sus adentros se divertían de como hacían a Cashito, las lechuzas seguían anidando y tenían sus propias preocupaciones, sabían que ya pronto eclosionarían sus huevos y tenían que dedicarse a la crianza de los pequeños Búhos.

Al menos todo estaba en calma en esos momentos y todos lo aprovechaban del mejor modo, la calma no duraría mucho, porque el Dios del Caos estaba acechando y esperaba el mejor momento para actuar.

Ari Gatita desde el Hogar de Transferencia

Principios de Invierno de 2020

Si deseas donarnos algo para alimentarnos, somos más de 150 pequeños felinos en edad adulta, puedes dar clic en la imagen y podrás hacerlo vía PayPal. ¡Gracias! -Ari Gatita-

Leave a Reply